Buen envejecer, proceso de envejecimiento saludable

Buen envejecer “el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad para promover la calidad de vida a medida que se envejece” ONU

BUEN ENVEJECER O PROCESOS RELEVANTES DEL ENVEJECIMIENTO

La ONU define el buen envejecer como “el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad para promover la calidad de vida a medida que se envejece”. Y es que la forma en la que la persona experimente su envejecimiento promueve la aceptación de esta nueva etapa con mayor o menor adaptabilidad y bienestar.

Un marcador que puede significar la entrada en la vejez es la jubilación, comienza una nueva era en la que la persona disminuye su actividad y la desvinculación con tareas que ha estado realizando durante largos años. En este sentido, este hecho implica un cambio en roles significativos y una disminución de la interacción social. Esto puede ser realmente adaptativo si la persona genera nuevos roles y aplica sus habilidades ante oportunidades nuevas, pues promover estar activo genera mayor bienestar y satisfacción.

Envejecer con éxito

Cuando entramos en la tercera edad varios son los criterios que determinan el tipo de envejecimiento, y es que hay que tener en cuenta que durante los últimos años de vida, la probabilidad de aparición de enfermedades y discapacidades aumenta. Por ello, la aparición de las mismas así como la capacidad funcional tanto física como cognitivamente y la implicación activa con la vida, entendida como el mantenimiento de vínculos y la productividad, juegan un papel crucial.

LEER MÁS  Adicción y biología: enfermedad del cerebro

Quizá puede sonar a que solo un sector minoritario alcance estos tres estados como forma ideal de envejecer, y realmente pocas son las personas que logran superar este ciclo manteniendo los tres criterios al completo. Lo relevante es adaptarse al proceso, siendo fundamental enfatizar las capacidades adaptativas de la persona durante su ciclo vital.

Las claves del “buen envejecer”

 Las claves del “buen envejecer” residen en la integración y participación en entornos sociales, consiguiendo metas ya no estrictamente individuales, sino centradas en la mejora de la comunidad, en generar riqueza colectiva para que la persona perciba que continúa su utilidad. Desde esta teoría se pretende hacer visible las aportaciones de los mayores siendo éstos parte esencial del funcionamiento social, pues se implican en multitud de tareas como el cuidado de otras personas con dependencia, de los nietos, el hogar, la contribución económica en muchos núcleos familiares, etc y todo esto no solo les hacen valedores de un respeto a nivel de comunidad sino también de una aportación a nivel económico, por lo que su intervención es muy importante y desarrollan un papel de envejecimiento productivo.

Valoración de toda una vida

Otro punto muy importante es el hacer un viaje en el tiempo y valorar los logros alcanzados durante su ciclo vital, logros laborales, en comunidad y personales que en función de la interpretación positiva o negativa de las metas y éxitos obtenidos influirá en el nivel de satisfacción alcanzado.

LEER MÁS  Alcohol: 22 cuestiones sobre alcoholismo

Cómo mejorar el proceso

 El buen envejecer, está relacionado con una serie de factores como:

  1. Mantenerse activo física y mentalmente.
  2. Realizar actividades y proponerse metas para saber que se progresa.
  3. Cuidar la higiene de los sentimientos.
  4. Esforzarse en hablar de cosas que interesan a los demás y escucharlos.
  5. Cuidar de alguien o de algo, no caer en la relación ancianidad o vejez y que los demás me cuiden.
  6. Aprender a socializarse de nuevo.
  7. Defender la autonomía y la independencia.
  8. Educar la atención en las cosas que se hacen, no en el exterior.
  9. Procurar leer.
  10. Preocuparse de la propia perfección.
  11. Adaptarse ante las cosas que no puedes cambiar, pero luchar para cambiar las que sí se puedan.