Cannabis: Mitos y realidades

  • 2
Cannabis, creencias erróneas sobre la sustancia y los riesgos de su consumo habitual, provoca una serie de daños orgánicos y psicológicos.

Cannabis: Mitos y realidades

Tags : 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE CANNABIS

Cannabis, creencias erróneas sobre la sustancia y los riesgos de su consumo habitual, provoca una serie de daños orgánicos y psicológicos.

1. Mito: Es un producto inofensivo para la salud, ya que es un producto natural. Es una droga ecológica, es la sustancia de la paz y el relax.

Realidad: Producto natural y producto inocuo no son sinónimos. El tabaco y el opio también son naturales y nadie duda de sus riesgos. El consumo de cannabis provoca alteraciones en el funcionamiento normal del cerebro, lo cual no es nada ecológico.

2. Mito: Los jóvenes consumen cannabis porque está prohibido: si se legalizara se consumiría menos.

Realidad: Las drogas que más se consumen entre los jóvenes son el alcohol y el tabaco, y éstas son legales. Además, en el consumo, más que la prohibición, influye la facilidad para conseguir la sustancia y el grado de aceptación social de la misma.

3. Mito: El cannabis tiene efectos terapéuticos, por lo que no debe ser malo fumarse un porro de vez en cuando.

Realidad: Los usos médicos del cannabis deben  realizarse de manera controlada, como con cualquier otro fármaco y no tienen nada que ver con el uso recreativo. Su consumo, especialmente fumado, no sólo no supone beneficios para la salud sino todo lo contrario, ya que afecta tanto a la salud física como mental de sus consumidores.

 4. Mito: El consumo de cannabis puede controlarse ya que no produce adicción.

Realidad:Está científicamente demostrado que su consumo continuado puede producir adicción según criterios psiquiátricos, especialmente cuando se consume en la adolescencia.  Anualmente, cerca de 4.000 personas en España inician tratamiento por problemas de adicción al cannabis.

 5. Mito: El hachís o la marihuana no son realmente drogas.

 Realidad:Son drogas ilegales y su consumo en lugares públicos se considera una infracción grave  y está sancionado con multas de 300 a 30.050 euros. La conducción de vehículos bajo la influencia del cannabis esta sancionado con penas de arresto, multa y privación del carné de conducir durante cuatro años

6. Mito: Fumar cannabis resulta menos perjudicial que fumar tabaco.

Realidad: Los perjuicios del consumo de una sustancia dependen de muchos factores, no sólo de la sustancia (quien, cuando, como y porque se consume) pero si se le quiere comparar con el tabaco, hay que decir que también contiene sustancias cancerígenas. El cannabis contiene muchos de los carcinógenos y mutágenos del tabaco y en mayor cantidad (un 50% más). Además, la forma de consumirlo (fumada, sin filtro y con aspiraciones profundas) aumenta los riesgos de padecer cáncer. Tiene efecto broncodilatador, lo que favorece la absorción de las sustancias tóxicas, y al igual que ocurre con el tabaco, también es perjudicial para los fumadores pasivos.También hay riesgos para el fumador pasivo de cannabis.

 ¿Qué riesgos y consecuencias tiene el consumo de cannabis?

* El hecho de fumarse sin filtro, aspirando profundamente el humo, reteniéndolo en los pulmones y apurándolo hasta el final, favorece enfermedades como la bronquitis crónica, el enfisema pulmonar o el cáncer de pulmón. Además, su efecto broncodilatador potencia la absorción de sustancias tóxicas.

* Altera el sistema cardio-circulatorio, provocando taquicardia, por lo que las personas con hipertensión o insuficiencia cardíaca pueden sufrir un empeoramiento de su sintomatología.

* Existen datos que indican que podría haber un aumento de la incidencia de depresiones y psicosis por el consumo crónico de esta sustancia.

El impacto psicológico del consumo de cannabis tiene una especial relevancia, dado que quienes lo utilizan principalmente son los jóvenes. Provoca dificultades para estudiar, al disminuir las funciones de atención, concentración, abstracción y memoria, obstaculizando, por tanto, el aprendizaje. Puede causar reacciones agudas de ansiedad y, en personas con predisposición a padecer trastornos mentales, puede provocar la aparición de estos trastornos o agravar los que ya se padecen.

Cada vez hay más datos que demuestran el efecto perjudicial del consumo de cannabis asociado a la conducción de vehículos, especialmente si se combina con alcohol, lo que hace que aumente el riesgo de accidentes.

Situaciones de especial riesgo

Todo consumo implica un riesgo pero éste es mayor en algunas circunstancias:

* Adolescencia: el cannabis provoca cambios neurobiológicos durante el periodo de maduración cerebral. El inicio temprano del consumo se asocia con la aparición de trastornos mentales en la edad adulta, como la ansiedad, la depresión y la psicosis, con un mayor consumo de otras drogas en el futuro, con más dificultad para dejar de consumir, con problemas de rendimiento escolar y con el abandono prematuro de los estudios.

* Conducción de vehículos: el cannabis dificulta la ejecución de tareas que exigen coordinación y atención. Su combinación con alcohol aumenta el riesgo de sufrir un accidente en un 50%.

* Embarazo y lactancia: puede perjudicar el desarrollo del feto, aumentar el riesgo de bajo peso al nacer y producir alteración en las funciones mentales del niño. Se relaciona con la aparición del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

* Estudio y aprendizaje: dificulta el aprendizaje y las tareas que requieren concentración. Este efecto permanece incluso mucho tiempo después de su consumo, debido a su larga vida media en el organismo, por lo que consumir el fin de semana influirá en el rendimiento escolar de los días siguientes.

* Enfermedades previas o actuales: las personas que han tenido o tienen problemas psiquiátricos, respiratorios, cardiovasculares o alérgicos son especialmente vulnerables a las consecuencias negativas del consumo de cannabis.

Además, aún cuando no existan circunstancias que favorezcan el consumo, la adolescencia es en sí una etapa de especial vulnerabilidad frente a las drogas. La búsqueda de uno mismo, las ganas de construir la propia personalidad y de experimentar cosas nuevas, el sentimiento de invulnerabilidad, la necesidad de sentirse integrado en el grupo (¡la presión del grupo es uno de los más importantes factores de riesgo!) y la falta de habilidades para resistir a las presiones de los amigos, son algunos de los elementos que favorecen la experimentación con este tipo de sustancias. La disponibilidad económica y la ausencia de normas se han mostrado también como factores de riesgo.

Condiciones favorecedoras del consumo en jóvenes

* Curiosidad por experimentar.

* Búsqueda del placer sin más.

* Baja tolerancia a la frustración.

* Presión del grupo de iguales (compañeros).

* Dificultad para plantearse metas a medio o largo plazo.

* Control familiar muy autoritario o muy relajado o variable.

* Disponibilidad de las drogas.


2 Comments

Breve info sobre drogas – unnidesdro

mayo 13, 2016at 5:31 pm

[…] muchos mitos a cerca del cannabis, pues se cree que es menos perjudicial que el tabaco cuando se produce lo contrario, pues se suelen […]

Drogas, breve info sobre ellas – unnidesdro

mayo 13, 2016at 5:41 pm

[…] muchos mitos a cerca del cannabis, pues se cree que es menos perjudicial que el tabaco cuando se produce lo contrario, pues se suelen […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies