Craving, deseo irrefrenable por las drogas

CRAVING es una experiencia subjetiva, muy variable según la persona y los momentos que ésta atraviesa, en la que aparece un ansia irrefrenable por la droga.

Adicción: El Craving

El CRAVING es una experiencia subjetiva, muy variable según la persona, e incluso variable en distintos momentos de la misma persona en la que aparece un deseo de ansia irrefrenable por la droga.

El craving genera un alto grado de malestar en la persona, ya que interrumpe su funcionamiento cotidiano pudiendo entorpecer, e incluso, incapacitar para tareas elementales. En general, va disminuyendo gradual e irregularmente después de semanas de abstinencia, reproduciéndose fácilmente tras meses, e incluso años, de abstinencia.

Tiene mucho que ver tanto con el abandono de programas de deshabituación como en las recaídas en consumidores que llevan tiempo abstinentes.

Sin embargo si la persona aprende a manejarlo, puede funcionar como protector, ya que:
– Fortalecería el compromiso de la persona con la abstinencia.
– Supondría una experiencia de aprendizaje
– Se añadiría un logro a la auto estima, lo que aumentaría las expectativas de auto eficacia en situaciones futuras.

El OBJETIVO PRINCIPAL es, por tanto, enseñar a la persona a identificar, reenfocar y afrontar de manera apropiada las vivencias de craving, a fin de que éstas no supongan un obstáculo en su recuperación.

Como aparece

El craving puede aparecer tras:

  • Estímulos (externos/internos) asociados al consumo
  • Pequeñas cantidades de droga (principal/sustitución)
  • Estrés (activación emocional disfuncional)
  • La falta de resistencia, o deterioro de la capacidad de autocontrol en la conducta de consumo, relacionada con la capacidad de inhibición de respuestas inapropiadas.
LEER MÁS  Tratamiento adicciones Valencia: Clínica Unnidesdro

Las áreas cerebrales implicadas en la conducta adictiva son aquellas ligadas a las vías dopaminérgicas del sistema mesolímbico y mesocortical. Se plantean tres teorías explicativas:

 La dopamina es una mediadora del placer o del tono hedónico
 La teoría de saliencia o sensibilización del incentivo
 La función principal de la dopamina sería la facilitación de aprendizajes asociativos,

Beck propone los siguientes:

  • Craving como respuesta a los síntomas de abstinencia. En la medida en que se está hablando de un consumo generado a fin de aliviar una sintomatología de abstinencia que resulta aversiva para el sujeto, se trataría de un tipo de refuerzo negativo.
  • Craving como respuesta a la falta de placer. Se relaciona con aquellas personas que buscan una mejora en su estado anímico de la forma más rápida e intensa posible.
  • Craving como respuesta condicionada a las señales asociadas a la sustancia. Se trataría de un craving generado de manera automática por señales que pueden ser consideradas “claves ambientales” inductoras de craving.
  • Craving como respuesta a los deseos hedónicos. Es el que se produce cuando el paciente desea aumentar una experiencia que le resulta placentera.

Hay que tener en cuenta que el craving:

 Es una experiencia normal y no una señal de fracaso.
 Más bien es una oportunidad para aprender.
 Es una experiencia autolimitada en el tiempo.
 Se recomienda utilizar en este sentido la analogía de la ola del mar: el craving crece hasta alcanzar un punto álgido, pero luego progresivamente se desvanece.
 Esta analogía ha dado lugar a la técnica conocida como el “urge surfing”.
 Con la abstinencia se debilita y se hace más corto.

LEER MÁS  Adicción a las compras, conducta impulsiva

¿Que pasos seguir para superar el craving?

 Reconocer.
 Evitar.
 Afrontar.

Identificación de estímulos desencadenantes. Con un doble objetivo: el control de estímulos y la evitación por parte del sujeto de esos estímulos disparadores por una parte, y por otra la exposición con prevención de respuesta y el manejo del ansia por el consumo.

Reestructuración cognitiva: Modificación de creencias erróneas que mantiene el sujeto, que condicionan su relación con la droga y el afrontamiento de situaciones de la vida cotidiana. Se utilizan autorregistros en los que el paciente refleje los pensamientos automáticos asociados a los cravings e impulsos.

Solución de problemas: Permite afrontar adecuadamente aquellas situaciones conflictivas e incrementar la autoeficacia

Técnicas de distracción: Cambiar el foco atencional de interno a externo, como, por ejemplo, realizar alguna actividad alternativa.

Hablar acerca del craving: primero es necesario evaluar en quiénes puede estar indicado.

Tarjetas flash: Tener a mano consecuencias negativas del consumo, consecuencias positivas de la abstinencia, y autoinstrucciones. Se trata de tarjetas de pequeño tamaño, que el paciente puede llevar en la cartera y consultar en un momento de crisis.

Entrenamiento en relajación: disminuye de manera natural la ansiedad que el paciente pueda presentar de manera aguda o crónica.