Drogas, breve info sobre ellas

Las drogas implican un cierto grado de riesgo, dependiendo de: los efectos provocados por la sustancia, forma de consumirla y vulnerabilidad del consumidor.

Como actúan las drogas en el cerebro

Todas las drogas implican un riesgo; y no existe ninguna que pueda considerarse totalmente segura. El grado de riesgo depende de la combinación de tres factores: efectos que genera la sustancia, la forma de consumirla y la vulnerabilidad del consumidor.

Nuestro cerebro es el órgano encargado de enviar las órdenes a nuestro cuerpo para realizar conductas, así como el que interpreta las señales del exterior.

Por ejemplo, si alguien nos da un pellizco, es nuestro cerebro (y no la piel) el que interpreta que ha sido un estímulo doloroso para nosotros.

Cada neurona envía y recibe mensajes a través de impulsos eléctricos que recorren la neurona liberando (al pasar el mensaje) unas sustancias llamadas neurotransmisores. Se forma una gran cadena entre los millones de neuronas que van pasando una y otra vez el mensaje para ser analizado y saber si es placentero.

Si realizamos deporte, tomamos nuestra comida favorita, mantenemos una relación sexual, etc nuestro cerebro pasa el mensaje de “placer” a través de las neuronas a un centro llamado el circuito de recompensa. Al identificarlo como placentero o recompensante, tendemos a repetir esa conducta.

Ante el consumo de drogas, nuestro cerebro cambia su funcionamiento y la forma en que las neuronas (mensajeros) envían las señales. Lo que sucede con las drogas, es que alteran ese mecanismo ya que lo que provocan es una alteración en la liberación de los neurotransmisores interfiriendo en el proceso de comunicación. El cerebro se confunde.

La dopamina es el neurotransmisor que regula el movimiento, la cognición, la motivación y los sentimientos de placer. El deseo de experimentar sensaciones positivas provoca que el consumo de drogas pueda aumentar, generando la posibilidad de aparición de un trastorno adictivo.

LEER MÁS  Adicción Internet y nuestros hijos

Alcohol

Es una droga depresora, que inicialmente y a dosis bajas genera euforia, pero que a medida que continua el consumo comienza la lentitud de reflejos y la depresión de los centros del cerebro que controlan la inhibición. Al estar muy desinhibido pueden aparecer conductas descontroladas e incluso violentas.

Existen dos tipos: fermentadas (vino, sidra, cerveza) y destiladas (ginebras, vodka, whisky, licores, ron,….) con una alta graduación.

La forma de calcular los niveles de alcohol en sangre es a través de las UBE (Unidad de Bebida Estándar) en la que 10 gramos de alcohol puro (1 cerveza, 1 vino) equivalen a 1 UBE. En el caso de los cubatas estaríamos hablando de 20 gramos de alcohol puro o 2 UBE. Con ésta medida podemos establecer los límites en los que deberíamos dejar de beber, pues sabemos que entre 6 UBE (hombre) y 4 UBE (mujer) estaría el límite para que comience la intoxicación.

Además afecta a la conducción de una forma relevante: disminuye el campo visual, los reflejos, aumenta el tiempo de reacción ante cualquier contratiempo y se subestima el riesgo.

Tabaco

La nicotina es una sustancia estimulante y la responsable de la dependencia al tabaco. Aunque los cigarrillos contienen miles de sustancias tóxicas que producen efectos muy negativos (monóxido de carbono).

Los efectos son: sensación de mayor concentración, activación de la memoria y en muchos casos se cree erróneamente que “te calma” cuando en realidad es un estimulante.

Por consecuencia son muchos los problemas que se derivan del uso del tabaco como tos crónica, mal aliento, nerviosismo, elevación del ritmo cardíaco, elevación de la frecuencia respiratoria y tensión arterial, pérdida de brillo en la piel y aumento de su envejecimiento, etc.

Cannabis

Es una sustancia ilegal que está calificada como perturbadora del sistema nervioso central. Sus efectos se deben principalmente a su principio activo, el THC el cual se adhiere a los tejidos grasos del organismo, como es el cerebro.

LEER MÁS  Control Anticipatorio. Parte II

Existen muchos mitos a cerca del cannabis, pues se cree que es menos perjudicial que el tabaco cuando se produce lo contrario, pues se suelen fumar juntos y ahí sumamos efectos negativos.

Pero, ¿y si solo fumo marihuana (sin tabaco)?

Puede estar adulterado, se suele fumar sin filtro lo que afecta en mayor manera al sistema respiratorio y puede tener efectos contrarios a lo que tu buscas.
La gente tiene la creencia de que el cannabis “abre la mente”, genera tranquilidad y serenidad cuando sus consecuencias pueden ser las contrarias y provocar ansiedad, alucinaciones, dificultad para concentrarse, deterioro de la memoria reciente y desencadenar reacciones psicóticas.

Además no existe el “porro terapéutico”: en el caso de que se pueda utilizar para paliar síntomas de algunas enfermedades estaríamos hablando de los cannabinoides y no de la marihuana o hachís que en “la calle” obtenemos de la planta. Al hablar de las propiedades terapéuticas se refiere a las de algunos cannabinoides (no al THC) y éstos están siendo investigados.

Cocaína

Es una droga ilegal que se obtiene del procesamiento químico de la hoja de coca y es un estimulante del sistema nervioso central.

Los efectos que provoca inicialmente son euforia, locuacidad, sensación de bienestar, disminución de la fatiga, aumento de energía……pero…..cuando se continúa su consumo, éstos efectos se transforman provocando depresión, ansiedad, problemas para dormir, paranoias, celotipias, cansancio, abatimiento, estados delirantes, etc.

Normalmente se combina con otras sustancias como por ejemplo el alcohol, aumentando sus efectos tóxicos en el cerebro y potenciando el riesgo de problemas de adicción.

1 pensamiento sobre “Drogas, breve info sobre ellas”

  1. Pingback: Drogadicción: Por qué alguien se droga - unnidesdro

Los comentarios están cerrados.