Drogas emergentes y nuevas sustancias

Cada año son descubiertas multitud de drogas emergentes que son ingeridas sin conocer el efecto que producen y la cantidad de dosis contraproducentes.

El mundo de las drogas de abuso y sustancias psicoactivas se encuentra en continua evolución. Junto a la presencia de las sustancias de abuso “legales” y de las clásicas ilegales se han ido introduciendo y expandiendo otras sustancias de características muy diversas, las denominadas drogas emergentes.

Aparición de nuevas drogas emergentes

La aparición de nuevas sustancias en los últimos años es un fenómeno inquietante que genera nuevas líneas de investigación entre los profesionales investigadores y clínicos, dentro del ámbito de las drogodependencias.

Según el último informe de Naciones Unidas cada año son descubiertas multitud de drogas emergentes y nuevas sustancias. La línea entre la legalidad-ilegalidad de estas nuevas drogas es un fenómeno preocupante, al descubrir alguna de ellas se penaliza su utilización pero rápidamente producen y sacan al mercado otra sustancia derivado de la anterior generando un círculo vicioso entre producción-detección-prohibición-producción de derivados que de momento parece ser difícil de controlar y detener.

Perfiles y formas de presentación de las drogas emergentes

Estas sustancias nuevas son ingeridas por los consumidores sin conocer el efecto que producen y desconociendo la cantidad de la dosis que puede ser contraproducente. Existe un escaso conocimiento de los usuarios sobre los peligros y una nula percepción del riesgo intrínseco de estas sustancias, tanto si son drogas sintetizadas en laboratorio, como si son productos naturales o fármacos.

LEER MÁS  Perfeccionismo y obsesión

Perfil de los usuarios

El perfil de los casos que se suelen dar, son el de jóvenes policonsumidores de alcohol, cocaína, cannabis u otras drogas y que además, comienzan a utilizar las nuevas sustancias para experimentar y conocer sus efectos. Éstos consumidores no suelen llegar a tratamiento como dependendientes y/o abusadores de drogas emergentes o que únicamente utilicen estas sustancias, si acuden a los consultorios o clinicas lo hacen por el consumo de drogas ya conocidas y la detección de las nuevas drogas en las analíticas no es posible.

Desconocimiento del problema

Todos conocemos el caso ocurrido hace tiempo en el que varios jóvenes fallecieron por el consumo de estramonio. Además se han descrito múltiples casos de intoxicaciones agudas, complicaciones agudas y crónicas, mortalidad por el consumo de sustancias psicoactivas y nuevas drogas de abuso junto a las sustancias legales y a las drogas “clásicas”.

En muchas ocasiones se detecta el consumo de estas sustancias ya que ingresan en urgencias de los hospitales tras cuadros de intoxicación o referidos por otras problemáticas.

Por todo esto, el desconocimiento del problema que presenta el paciente debe generar el interés por descubrir, ampliar y compartir todo la información referente a estas nuevas drogas que están en el mercado, ya que hay cada vez mayor prevalencia en el consumo de alguna de estas nuevas sustancias, por lo que se ha generado un gran interés desde todos los ámbitos.

Formatos de presentación

Algunas de estas sustancias se camuflan en compuestos legales que tienen otras utilidades y que los consumidores les dan un giro en su uso para ingerirlas con un fin recreativo, por lo que su acceso y disponibilidad para adquirirlos es relativamente sencilla.

LEER MÁS  Asertividad, aprender a decir NO

Con las nuevas plataformas tecnológicas infinidad de páginas web ofertan las sustancias para que se adquieran de una forma anónima y muy al alcance de todos. Cabe añadir, que algunas de estas sustancias se usan como alternativa legal a las drogas no admitidas por la ley. Encontramos el caso de la metoxetamina, alternativa legal a la quetamina y utilizada también como anestésico; el bromodragonfly que se sintetizo en 1998 aumentando su popularidad en 2008 y que es la alternativa legal al LSD; o la mefedrona, alternativa legal a la cocaína y al éxtasis.

 Cómo estar informados

Proyectos como RedNet proporcionan datos a cerca de estas sustancias a sus usuarios, y apuntan a que el 5% de los jóvenes europeos entre 15 a 24 años las consumieron por primera vez a través de amigos, en fiestas, en los smart shops o mediante Internet. El consumo en España en la actualidad es limitado pero relevante.

Iniciativas como éstas comienzan a estudiar y a dar luz a una cuestión que los mismos profesionales desconocen, como es la información general de la sustancia, los efectos psicoactivos y los posibles efectos adversos que en la mayoría de casos se obtienen a través del testimonio de la persona que la ha consumido.

1 pensamiento sobre “Drogas emergentes y nuevas sustancias”

  1. Pingback: Cannabinoides sintéticos - unnidesdro

Los comentarios están cerrados.