Estrés: cómo afrontarlo

Estrés se refiere a tensión o estiramiento excesivo de recursos, en su origen están los actos de evaluación cognitiva que determinan el valor de una amenaza

La tensión del estrés: cómo afrontarlo

La palabra estrés se refiere a tensión o estiramiento excesivo de recursos. Se da un estado de estrés psicosocial cuando una serie de demandas inusuales o excesivas amenazan el bienestar o integridad de una persona. En el intento de dominar la situación se corre el peligro de que los recursos de afrontamiento se vean superados, llevando a una alteración en el funcionamiento (dolor, enfermedad o incluso, muerte).

Síndrome General de Adaptación (SGA) comprende tres fases:

  • Reacción de alarma.
  • Fase de resistencia.
  • Fase de agotamiento.

Entre las situaciones estresantes podemos destacar:

  • Incertidumbre y subestimación.
  • Sobrecarga de información.
  • Peligro.
  • Fracaso en el auto-control.
  • Fracaso del auto-dominio.
  • Amenaza a la auto-estima.
  • Amenaza a la estima de otros

El origen del estrés y nuestros recursos para combatirlo

En el origen del estrés están los actos de evaluación cognitiva ya que son los que determinan un valor de la amenaza.

Los factores de personalidad determinan la importancia del estrés y la vulnerabilidad o tolerancia de la persona al estrés en general.

Los recursos de que dispone una persona para hacer frente a situaciones o acontecimientos estresantes son muy diversos.

1. Materiales y económicos.

2. Vitales: salud y energía.

3. Psicológicos: creencias positivas.

4. Técnicas de solución de problemas.

5. Habilidades sociales.

6. Apoyo social

EVALUACIÓN DEL AFRONTAMIENTO AL ESTRÉS Y HABILIDADES DE SOLUCIÓN DE PROBLEMAS.

Cohen y Lazarus (1979) definen las estrategias de afrontamiento como: los esfuerzos, tanto intrapsíquicos como orientados hacia la acción, para manejar las demandas ambientales e internas, y los conflictos entre ambas, que se evalúan como que exceden los recursos de una persona.

El afrontamiento puede servir a una de dos funciones (Cohen, 1987):

LEER MÁS  Actitud: cómo mejorarla

1. Resolución de problemas.

2. Regulación de la emoción.

Según estos mismos autores el estrés se investiga a nivel fisiológico, psicológico y sociológico. El estrés experimentado a un determinado nivel de análisis no significa forzosamente que sea experimentado en otro distinto. La evaluación cognitiva representa el vínculo psicológico entre los distintos niveles.

La forma propuesta por Folkman y Lázarus, para evaluar el afrontamiento es hacer que los sujetos reconstruyan situaciones estresantes recientes y describan lo que pensaron, sintieron e hicieron para afrontar las distintas demandas de una determinada situación.

Su medición de la evaluación se ha centrado en dos conceptos:

  •        Evaluación primaria (se centra en la situación)
  •       Evaluación secundaria (se centra en la eficacia o resultados que tendrán las medidas que se adopten para hacer frente a la situación o acontecimiento). 

AUTOCONTROL Y AUTORREGULACIÓN

Según Huber (1986), en psicología, se habla de autocontrol en dos casos:

–      Cuando alguien no ejecuta una determinada forma de comportamiento, aún cuando experimentaría inmediatamente consecuencias agradables (refuerzo) con ello.

–      Cuando alguien se expone a una situación desagradable (aversiva) incluso cuando no está obligado a ello.

Según Kanfer (1978)  la autoregulación (autocontrol) constaría de una serie de fases:

–      Autoobservación.

–      Autovaloración.

–      Autorecompensa o autocastigo.

Para Kanfer la autoregulación está influida por variables situacionales (alfa), auto generadas (beta) y biológicas (gama).

Mediante las técnicas de autocontrol, se enseña al paciente a conocer los principios de la conducta, para que él mismo pueda aplicarse procedimientos para modificarla. Para ello el individuo debe poseer las siguientes habilidades (Kanfer, 1980):

LEER MÁS  Terapia sexual y disfunciones sexuales

–      Que sepa observar y registrar objetivamente su propia conducta.

–      Que establezca normas o criterios específicos y razonables a los que pueda ajustarse en el futuro.

–      Que sepa buscar un medio favorable que le permita conseguir dichas normas. Que discrimine correctamente cuando su conducta se ajusta o se aparte de las normas establecidas.

–      Que sepa programar consecuencias reforzantes para aplicarlas a la nueva conducta.

En un programa de autocontrol se tendría que recoger los siguientes puntos:

      Técnicas para facilitar el cambio de conducta.

  • Autoobservación.
  • Contratos de contingencias.

      Técnicas de planificación ambiental.

  • Técnicas de control de estímulo.
  • Organización previa de las consecuencias de la conducta.
  • Modificación del medio interno (pensamientos, creencias, expectativas).
  • Desensibilización sistemática autoadministrada.

      Técnicas de programación conductual.

  • Autorrecompensa.
  • Auto castigo.

Técnicas cognitivas para el manejo de situaciones. Inoculación al estrés (Meichembaum) consta de las siguientes fases:

  • Fase educativa.
  • Fase práctica.
  • Fase de aplicación.

Técnicas de solución de problemas. Entrenamiento en solución de problemas (D’Zurrilla y Coldfried) consta de las siguientes fases:

  • Orientación general.
  • Definición y Formulación del problema en términos de conducta.
  • Generar el mayor número posible de alternativas al problema.
  • Toma de decisiones.
  • Verificación.

 

1 pensamiento sobre “Estrés: cómo afrontarlo”

  1. Pingback: Entrena tus habilidades sociales | unidesdro

Los comentarios están cerrados.