PATOLOGIA DUAL Dependencia de Alcohol y Depresión

La patología dual implica que una mismo persona presenta un trastorno por uso de sustancias junto con un trastorno psiquiátrico.

La patologia dual consiste en la comorbilidad psiquiátrica que puede darse en pacientes con adicción a una o más sustancias. Esto implica que una misma persona presenta un trastorno por uso de sustancias junto con un trastorno psiquiátrico.

La epidemiología nos dice que la prevalencia o presencia de patología dual es muy alta. El estudio “Epidemiologic Catchment Area (ECA) de Regier et al. en 1990 reveló que los pacientes con trastorno mental presentaban una prevalencia de consumo o abuso de alcohol del 22% y del 15% para otras sustancias. Además se encontró que el 37% de los pacientes que presentaban abuso o dependencia del alcohol y el 53% de otras sustancias también eran diagnosticados con un trastorno mental.

Patología dual ¿Qué comienza primero la depresión o el alcoholismo?

En estudios recientes se ha comprobado cómo la presencia de uno de los dos trastornos dobla el riesgo de aparición del segundo. Constantemente se intenta encontrar la relación de causalidad entre ambas patologías, ya que existe una relación muy estrecha entre ellas.  Incluso algunos investigadores plantean  que la depresión provoca el alcoholismo con mayor frecuencia, y otros sostienen que ocurre lo contrario.

En 1985 Khantzian propuso la hipótesis de la automedicación, que postula que los pacientes con patología psiquiátrica consumirían drogas para aliviar la sintomatología producida por su trastorno mental. Por otro lado, partiendo de la base de que el alcohol causaría la depresión, numerosos estudios han comprobado que el tratamiento del alcoholismo reduce la gravedad de los síntomas depresivos, sugiriendo que el tratamiento de la depresión también debería implicar asistencia y tratamiento del alcoholismo.

Además un punto en común entre la depresión y los trastornos por alcohol reside en el deterioro de las funciones cognitivas. En la depresión se observa una disminución del estado de ánimo acompañada por síntomas psicológicos, físicos y cognitivos como el deterioro de la concentración, la toma de decisiones, déficits de memoria, funciones ejecutivas y psicomotoras, así como en la fluencia verbal, velocidad de procesamiento de la información y la atención.

En los consumos por alcohol un alto porcentaje de personas presenta algunos de estos déficits a nivel cognitivo que concuerdan con los síntomas propios de la depresión, como el deterioro de la memoria y funciones ejecutivas y otros como la afección en el funcionamiento viso – espacial, que persisten en los períodos de abstinencia en cuanto a la memoria verbal y el funcionamiento del lóbulo frontal.

Todo esto puede dificultar establecer el orden de aparición de los dos diagnósticos.

Algunas complicaciones en el tratamiento de pacientes con patología dual son la adherencia al tratamiento, las interferencias entre ambos tratamientos y el incumplimiento de las prescripciones médicas o psicológicas.

Se suele tener una carencia de recursos asistenciales, ya que pocas veces en una misma unidad de salud pública se tratan los dos trastornos conjuntamente. Contamos con las Unidades de Conductas Adictivas y las Unidades de Salud Mental que se coordinan para dar el mejor tratamiento, pero la evidencia nos muestra que las personas con patología dual tienen que ser atendidas de manera conjunta para sus dos diagnósticos.

En el caso de que el alcoholismo fuera secundario a la depresión, al tratar la adicción al alcohol la depresión no remitiría ni mejoraría y se podría afirmar que ésta es independiente del trastorno por uso de sustancias.

Todo esto sugiere que la combinación de tratamientos para ambas patologías sería lo más efectivo, especialmente para aquellos que afirman utilizar el alcohol como automedicación.

La American Psychological Association recomienda la terapia cognitivo conductual en la que se incide en trabajar los pensamientos, la reestructuración cognitiva y el reconocimiento del estado de ánimo, así como generación de hipótesis, auto – monitorización y pensamiento reflexivo.

2 pensamientos sobre “PATOLOGIA DUAL Dependencia de Alcohol y Depresión”

  1. Pingback: Adolescencia, etapa vulnerable para la conducta adictiva | unidesdro

  2. Pingback: Recaida consumo drogas | unidesdro

Los comentarios están cerrados.