Resolución de conflictos

La resolución de conflictos cunado aplicamos una comunicación constructiva y eliminamos la confrontación como consecuencia de posturas divergentes.

Como resolver problemas interpersonales

La resolución de conflictos y cómo afrontarlos

Hasta en las relaciones interpersonales más amistosas puede surgir alguna vez el conflicto y surge muy a menudo en las relaciones que no son amistosas. El conflicto es parte inseparable de las relaciones humanas y la resolución de conflictos también.

Existe un conflicto interpersonal cuando alguien encuentra en el comportamiento de los demás, sus necesidades y objetivos, un obstáculo que se interpone en el logro y satisfacción de los propios. El conflicto surge cuando se produce una situación de confrontación entre dos o más personas como consecuencia de posturas divergentes.

Existen, de forma general, 4 grandes tipos de situaciones que son susceptibles de conflicto interpersonal:
– Conflictos de intereses, opiniones u objetivos (la mejor respuesta es la negociación)
– Conflictos con derechos personales, agresión indirecta, negligencia, chantaje emocional (la mejor respuesta es la asertiva)
– Conflictos por falta de solidaridad y/o egoísmo (la mejor respuesta es la asertiva)
– Conflictos por intolerancia y/o falta de respeto a las diferencias(la mejor respuesta es la asertiva)

Características del conflicto

1. Puede deberse tanto a aspectos internos de la persona (sentimientos) como a aspectos externos (situacionales)
2. Son de naturaleza cíclica (tienden a reproducirse, el conflicto permanece latente hasta que un incidente o detonante lo dispara)
3. Son dinámicos; afectan al entorno y se ven afectados por él, es decir, el contenido del conflicto es afectado por el entorno y el entorno modifica el conflicto
4. Evolucionan, normalmente hacia arriba (escalada de la violencia)
5. Tienden a proliferar, es decir, generan más conflictos.

LEER MÁS  Buen envejecer, proceso de envejecimiento saludable

Existen diferentes formas de conseguir perpetuar el conflicto, como son:
a. La sustitución del problema que realmente los separa por otro que tenga mayor legitimidad, valoración social,…
b. La justificación de sentimientos, conductas y actitudes de distanciamiento en base a motivos considerados más importantes.
c. El resentimiento. Cuando los roces se prolongan tienden a crear sentimientos y percepciones negativas del otro.

Factores que producen el fracaso en la resolución de conflictos

Gran parte importante de la resolución de conflictos se produce por el bloqueo de la comunicación constructiva, pero además hay otros obstáculos que pueden interponerse, como son:

1. Subestimar nuestra capacidad para resolver conflictos. Ej. “Renuncio a trabajar con gente tan cerrada como tu”.
2. Posiciones inamovibles, en lugar de hablar sobre necesidades, intereses, preferencias o sentimientos. Ej. “Tu trabajo consiste en eso y no voy a permitir que hagas lo que te dé la gana”.
3. Amenazar. Utilizando la estrategia del ganar-perder. Ej. “Me estoy planteando si decido expulsarte o no de la clase, y ya veremos si te resulta tan divertido, cuando…”
4. Recurrir al pasado. En lugar de buscar solución al problema actual, conectarlo con conflictos semejantes anteriores que solo dificultarán todavía más la posible solución. Ej. “Siempre vuelves a lo mismo. El otro día cuando…”
5. Aportar soluciones sin tener en cuenta la opinión del interlocutor ni las diversas alternativas posibles. Ej. El problema es que….
6. Atribuir pensamientos o palabras al otro sin que las diga. Ej. “Ya sé que lo único que te preocupa es…”
7. Desentenderse y no asumir la responsabilidad de buscar solución. Ej. “Ha ocurrido esto, así es que ya veréis como lo solucionáis”.
8. Deslegitimizar la opinión del otro. Ej. “No tenéis razón. Eso es una estupidez. A ti no te corresponde…”
9. Menospreciar las alternativas que proponen. Ej. “La única solución posible es…”

LEER MÁS  Trabajo en Equipo, desarrolla tus Habilidades Sociales

4 pasos para resolver conflictos interpersonales

1. Selecciona entre todos los datos, los más importantes atendiendo al problema
2. Estudia las posibles consecuencias
3. Define el problema de forma breve y sin rodeos
4. Valora las posibles consecuencias tanto en ti como en los demás
5. Elige las opciones más adecuadas en función de los medios de que dispones
6. Elabora un plan de acción y comprométete con él