Tag Archives: conductas

  • 0
flexibilidad de pensamiento

Flexibilidad de pensamiento: libro recomendado para el verano

Tags : 

Flexibilidad de pensamiento, reflexión sobre ¿Quién se ha llevado mi queso?

Kif y Kof siempre están en busca de su precioso elemento, en este caso, un queso perdido en un túnel, cada uno se guía por sus instintos.

Los ratones, motivados por su instinto natural adoptan costumbres diferentes en la búsqueda del precioso queso, de un tipo de queso especial que los satisficiera: la Central Quesera Q, donde encuentran no solo ese tipo de queso que deseaban, sino otros tipos igualmente apetitosos.

Pero … ¿Qué los diferenciaba? al principio ambos busca quesos actuaban igual, se levantaban temprano, y corrían a buscar el queso, pero llegó el momento en que cambiaron, al fin y al cabo ya no necesitaban correr, sabían que había un almacén de toda clase de quesos, para qué las prisas, se empezaron a levantar tarde, se vestían tarde y salían en busca de su queso tarde, hasta llegar al punto de considerar como propia la Central Quesera Q. Tanto fue su atrevimiento que pintaban trozos de queso que los divertía……………….Y así paso el tiempo………..queso-casa…….salir de casa por queso. Y fue tal la confianza de su Central, que se volvieron arrogantes…mientras tanto los otros ratoncitos seguían haciendo rutinariamente lo mismo.

La historia de estos ratoncitos es una lectura que os recomendamos para verano, pues la utilizamos en multitud de ocasiones para que nuestros pacientes, con diversas patologías, aboguen por la reflexión y el cambio hacia un estado de mayor bienestar personal.

Es un libro de fácil lectura, tanto para adultos como para niños. Os recomendamos, que tras su lectura leáis la interpretación que sigue a continuación.

¡Esperamos que lo disfrutéis en vuestras vacaciones!

La obra

Esta obra nos induce a reflexionar acerca de la flexibilidad de pensamiento que debemos tener las personas para superar los obstáculos de la vida diaria.

  • Tener queso hace feliz: Generalmente se cree que la felicidad radica en las posesiones materiales, la gente cree que tener dinero hace feliz, que sin él hay desdicha
  • Cuanto más importante es el queso para uno, más desea conservarlo: implica la dependencia de las cosas materiales, apego a pareja, trabajo, dinero…. Hasta el punto que se cree que sin ello no se puede vivir y que al perderse se pierde todo.
  • Si no cambias te extingues : esta frase nos invita a la reflexión  y flexibilidad de pensamiento, debemos ajustarnos al cambio constante de la vida, el hoy es hoy y el mañana será diferente, todo cambia tan rápido que si uno no puede ser dinámico, acaba por quedarse atrasado y se acaba.
  • Que harías si no tuvieses miedo: El miedo es bueno pues preserva de los peligros, pero también nos detiene ante proyectos desconocido que puede ser beneficiosos: Cuánta gente por el miedo pierde oportunidades.
  • Huele el queso a menudo para saber cuándo empieza a enmohecerse: Cuando logramos un objetivo, nos relajamos y dejamos de cuidarlo como si SIEMPRE fueran a seguir así las cosas, como si el mundo no cambiara… pero el mundo cambia y nos pilla con la guardia baja
  • Avanzar en una dirección nueva ayuda a encontrar un nuevo queso: a veces hay que mirar otras posibilidades, mirar otras opciones para encontrar cosas mejores. Es importante tener una perspectiva amplia del laberinto y no obcecarnos en nuestras propias creencias, ideas o experiencias anteriores. Flexibilidad de pensamiento y compartir con los demás nos ayuda a tener miras más amplias.
  • Cuando dejas atrás el miedo te sientes libre: el miedo debe activarnos no paralizarnos. Tenemos que saber trasformar las dificultades en logros personales… son metas difíciles, pero no imposibles, cuya consecución nos reforzará y nos animará a asumir nuevos retos. Quien opta por la evitación de sus problemas nunca los resolverá y convertirá su vida en un verdadero laberinto.
  • Imaginarse disfrutando del queso nuevo antes incluso de encontrarlo conduce hacia él: esto nos invita a tener nuevas ilusiones, a soñar con otras cosas mucho mejores. Pero ojo, no debemos quedarnos sólo con los sueños, debemos trabajar para que estos se conviertan en realidades.
  • No atascarnos en nuestro queso pasado, preparémonos para buscar un queso nuevo: Si asumes tu pasado, encuentras mas rápido el presente. En el presente: aprendemos de nuestro pasado y nos labramos nuestro futuro
  • Es mas seguro buscar en el laberinto que quedare de brazos cruzados sin queso: El mundo a pesar de lo complicado tiene muchas cosas buenas, muchas puertas por abrir, solo hay que buscarlas y encontrar la llave apropiada. Trabaja la flexibilidad de pensamiento para reducir la incertidumbre del mundo y, así, buscar tu propio queso.
  • Las viejas creencias no conducen al nuevo queso: Lo pasado es pasado, pudo haber sido bueno, pero ya pasó, el ser humano tiene que estar a tono con el mundo, evolucionar con él, para poder encontrar cosas nuevas.
  • Cuando ves que puedes encontrar un nuevo queso y disfrutar de él cambias de trayectoria: Las nuevas oportunidades traen cambios positivos, evalúa las alternativas, asume riesgos controlables, busca nuevos caminos y practica la flexibilidad de pensamiento.
  • Notar enseguida los pequeños cambios ayuda a adaptarse a los cambios mas grandes que están por llegar: No bajes la guardia recuerda que el cambio es un hecho; el queso se mueve constantemente
  • Prevé el cambio, permanece a alerta a los movimientos del queso: Controla el cambio, huele el queso muy a menudo para saber si se está enmoheciendo. Adáptate rápidamente al cambio, cuanto antes se olvida el viejo queso, antes se disfruta el nuevo.
  • !Cambia¡, muévete cuando se mueva el queso: Disfruta del cambio, saborea la aventura y disfruta el nuevo queso. Prepárate para cambiar rápidamente y disfrutar otra vez, el queso se mueve constantemente
  • Moverse con el queso y disfrutarlo: Hay que adaptarse y adaptarse es encontrar un nuevo queso, o sea algo nuevo que sea mejor. Cuando lo consigas, quizá no será el mejor queso del mundo, pero será el tuyo, valóralo, saboréalo.
  • QUÉ REPRESENTA TENER QUESO EN LA VIDA DIARIA: Es tener cosas materiales, trabajo, cosas que cambian con el tiempo a una velocidad muy grande, y que si uno no se adapta a ese cambio, se queda rezagado y sin nada.
  • ANÁLISIS DE OLI Y CORRI: a pesar de su sencillez logran sobrevivir a un mundo cambiante, ya que aprendieron a detectar el cambio y sacarle ventaja, lo bueno es que a pesar de su condición se adaptan bien.

Reflexiones e interpretación del libro:

La vida es un permanente ir y venir y en este proceso debemos siempre estar dispuestos al cambio, a afrontar nuevos retos y mirar las oportunidades sin por esto llenarnos de falsos orgullos que al final nos dejen ciegos ante otras mejores.

El queso son las oportunidades que el mundo y la vida nos ofrecen. El laberinto es la vida misma. Aquel que practican la flexibilidad de pensamiento y se enfrenta con ganas a los retos alcanza el éxito, y aquellos que se duermen en sus logros, al final, se dan cuenta de que cometieron un gran error.

La vida entonces es un cambio continuo, cada nuevo reto es una nueva circunstancia y por tanto hay que ajustarse a ella para sacarle provecho al máximo, sin quedarse estancado en viejos esquemas.

Hay que ir siempre evolucionando al ritmo de la vida y así podremos vivir con mayor bienestar, alcanzar un éxito más seguro y triunfar. Si queremos grandes logros debemos cambiar ante las circunstancias, trabajar la flexibilidad de pensamiento, y esa es la magia del triunfo.

Para finalizar para poder vencer todos estos retos, ajustarnos al cambio, tenemos que dejar el temor a un lado y arriesgarnos a emprender con fuerza un propósito, la meta es el futuro, las armas el presente.


  • 1
Mentira y autoestima conceptos que van de la mano. La persona insegura, que duda de sí misma puede mentir para causar una impresión favorable en los demás.

Mentira y autoestima: pseudología fantástica

Tags : 

Mentira y autoestima son dos conceptos que van de la mano. La persona insegura, que duda de sí misma puede mentir para causar una impresión favorable en los demás. Mentir es un recurso fácil de valer sin tener que pasar por esfuerzos, aunque el precio que se corre es la posibilidad de ser descubierto. Mientras que la persona sincera no tiene que vigilar la versión que da de sus anécdotas y los episodios vividos, porque los transcribe al dictado de su memoria, en cambio el mentiroso debe controlar qué versión da de su historia, para que resulte coherente con la escuchada por cada persona ante la que ha presumido. Contra más se cae en la tentación de mentir más difícil es controlar las versiones dadas.

Mentira y autoestima: Pseudología fantástica

El hábito de mentir se puede transformar en un trastorno de la personalidad que podríamos llamar “pseudología fantástica” que es una compulsión a imaginar una vida, unos acontecimientos y una historia en base a causar una impresión de admiración en los espectadores.

  • Este afán por impresionar se basa en la necesidad de resultar valiosos e geniales por medios tramposos ya que por los naturales de la simpatía y ser espontáneos dudamos sobre poder conseguirlos.
  • Refleja la ambición de ser dignos de amor y ojito derecho de los demás como lo éramos de los padres.
  • Pone de manifiesto nuestra profunda duda de no ser dignos en base a la distancia, la dureza, el aislamiento y la falta de adaptación que sufrimos.

El mentiroso fantasioso:

  •  Coge el atajo de robar atención y aprecio por la vía del fácil engaño (las palabras son cómodos sustitutos de los hechos), tal vez se siente mucho mas modesto de lo que su ambición soporta.
  • No se conforma con ser una persona cualquiera, sino que desea ser siempre una personalidad de primera magnitud, digna de envidia, para ello necesita la mentira.
  • Siente placer por experimentar, durante un corto periodo de tiempo, sus sueños, satisfaciendo sus necesidades de una forma engañosa y que nunca será completa, así; fantasía tras fantasía siente que su sueño se vuelve tan real que casi lo puede creer. Mentira y autoestima se dan la mano. Quiere llegar a donde su mirada alcanza sin haber mirado cuál es su escalón actual.
  • Para evitar ser descubierto tiene que hacer lo mismo que su actor representa: esforzarse tanto, como si uno fuera esa persona inventada, que realmente uno se confunda y olvide de quien es realmente. El personaje suplanta al yo, con lo que su personalidad se instala en una base falsa y muy peligrosa, porque los halagos que recibe no están dirigidos al Yo auténtico, sino al falso, con lo cual no logra sentir lo que le gustaría sentir: sus dobles vínculos impiden que los placeres le lleguen. La mentira y autoestima comienzan a descarriar, la persona se siente más insatisfecha y encuentra más motivos para mentir. Su afán de caer bien produce el efecto contrario de que los demás se decepcionen desconfíen.

La cura del mentiroso es reconocerle su necesidad de admiración y sus méritos verdaderos (profesionales, de cultura, relaciones interesantes, etc.) con suficiente persistencia (porque si ha caído en la mentira es por impaciencia) y seguridad (garantizando con pruebas evidentes las suposiciones).

Jugar limpio, ser nosotros mismos, es el mejor camino para ser aceptados por los demás. Lo primero es que nos acepten aun siendo humildes y mediocres. Una vez conseguida esta aceptación básica entonces se puede intentar el asalto al mérito, que ya no será un mérito agresivo (de esos que aunque la persona valga mucho nos da igual porque nos cae antipática) sino un afán de darnos más, de buscar una mayor cualidad, de jugar más fuerte, una activa entrega para participar, colaborar, sugerir y animar la vida familiar, los equipos de trabajo, los grupos de amigos o la excelencia profesional.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies