Tratamientos adicciones y Modelo Matrix

El programa Matrix se creo con motivo de crear protocolos de tratamiento psicosociales que fueran efectivos para tratamientos adicciones a estimulantes.

TRATAMIENTOS ADICCIONES EFECTIVOS Y MODELO MATRIX

El programa de tratamientos adicciones psicosocial intensivo MATRIX se inició en la ciudad de Los Ángeles a principios de los años 80 como respuesta a la gran demanda de personas con dependencia de cocaína y otros estimulantes, como la metanfetamina.

Hoy día, el currículo de intervención se ha distribuido en diferentes países entre ellos Japón, Sudáfrica y Latinoamérica. El programa Matrix se creo con motivo de crear protocolos de tratamiento psicosociales que fueran efectivos para tratamientos adicciones a estimulantes.

El programa fue diseñado y evaluado por el equipo de clínicos e investigadores especializados en el tratamiento de las adicciones, entre ellos Richard Rawson, Jeanne Obert y Mikey McCann, de Los Ángeles (EE.UU.) que se nutrieron de numerosas teorías de tratamiento motivacional, cognitivo-conductual y de prevención de recaídas para diseñar el programa. Muchos modelos de tratamiento tradicionales que habían sido diseñados para tratar adiciones al alcohol y otras drogas no eran efectivos para el tratamiento de estimulantes (Obert y cols. 2000), y esto motivó el diseño y lanzamiento de MATRIX.

El equipo MATRIX incorporó diferentes modelos y aproximaciones, incluyendo métodos que se habían probado empíricamente. Incorporaron elementos de prevención de recaídas, terapia cognitivo-conductual, psico-educativa y aproximaciones familiares, incluyendo el programa de los 12 pasos (Obert y cols.. 2000). MATRIX se ha probado como un modelo de intervención efectivo en múltiples ocasiones y diferentes países tanto en el tratamiento de estimulantes como de otro tipo de drogas y en diferentes poblaciones en rigurosos estudios que emplean diseños experimentales con grupos control seleccionados al azar (Rawson y cols.. 1995; Shoptaw y cols. 1994).

Modelo de Tratamientos adicciones intensivo MATRIX

Los inicios del modelo Matrix se remontan a principios de años 80 en el sur de California, cuando la primera oleada de consumidores de cocaína comenzó a buscar ayuda. El grupo Matrix desarrolló un protocolo estructurado de tratamiento que comenzó a evaluar para consumidores de cocaína, que al principio denominaron el modelo neurobiológico (Rawson, Obert, McCann & Mann, 1985). La particularidad del modelo está en que integra la dimensión clínica y la empírica para validar y mejorar el modelo, de modo que éste sea más efectivo. De este modo, la evaluación del modelo ha hecho que evolucione desde la versión antigua, basada en psicología aplicada y teorías establecidas hasta la que hoy se conoce como el modelo Matrix. Sólo en los 10 años siguientes se trataron con este modelo a más de 3.500 consumidores de cocaína Rawson, Shoptaw, Obert, McCann, Hasson, Mrinelli-Casey, Brethen & Ling; 1995).

El modelo de tratamientos adicciones ambulatorio MATRIX es un modelo empírico de tratamiento basado en una actitud terapéutica motivacional continuada, en la que bajo ningún concepto se confronta al usuario o lo culpabiliza por su adicción. La terapia se basa en la creación de una buena relación terapeuta-paciente, de modo que el enfoque inicial no es tanto el realizar cambios destacables en la conducta del usuario cuanto aumentar la probabilidad de que vuelva de nuevo a la siguiente sesión. La retención al tratamiento aumenta la probabilidad de éxito terapéutico, en un tema clínico donde el índice de abandono es generalmente alto. El modelo emplea sesiones educativas, técnicas cognitivo-conductuales, terapia motivacional, prevención de recaídas y tratamiento de continuación con grupos de apoyo, entre otros. El modelo está estructurado en los siguientes componentes:

LEER MÁS  Drogadicción: Por qué alguien se droga

a) Sesiones individuales. El modelo considera que las sesiones individuales con un terapeuta profesional que actúe como terapeuta de referencia son fundamentales. De modo que estos terapeutas con un nivel universitario de Master y entrenados específicamente para el modelo, tienen asignado un número de casos (alrededor de 30 para un profesional a tiempo completo). El terapeuta actúa como educador y entrenador de habilidades de recuperación y afrontamiento, y ha de mantener una postura positiva y reforzante en todo el proceso con cada paciente. La relación con el paciente es realista-motivacional, ni confrontacional ni paternal. Esta actitud motivacional es un elemento esencial para la retención al tratamiento. Orientar al paciente y a los miembros de la familia, cuando sea posible, sobre las expectativas del programa Matrix, completar los documentos de tipo administrativo. Las sesiones están programadas semanalmente durante los primeros dos meses y luego una vez al mes. Algunos pacientes pueden necesitar sesiones adicionales. Las sesiones conjuntas deben ser integradas cuanto antes al tratamiento y deberían llevarse a cabo regularmente durante todo el período de tratamiento.

b) Grupo educativo. Este grupo educativo de 12 semanas de tratamiento se presenta los pacientes y familiares (pareja, padres, allegados y amigos) en formato de clásico de clase (presentaciones en Power Point). Incluye temáticas variadas, desde la neurobiología de las adicciones, condicionamiento y adicción, el efecto y consecuencias médicas y psicológicas del consumo de diversas drogas (cocaína y estimulantes, alcohol, etc.), adicción y familia (cómo afecta el consumo de sustancias a las relaciones familiares y de pareja, etc.) Puesto que éste es uno de los elementos del programa que regularmente incluye a los miembros de la familia o amistades, los grupos están diseñados para fomentar la interacción y permitir al líder del grupo que incluya los temas más de mayor importancia tanto para los pacientes como para los miembros de la familia.

c) Grupos de habilidades de recuperación temprana. Consisten en 8 sesiones de grupo las cuales la duración aproximada es de una hora, y se realizan primer mes del tratamiento. En este grupo, los pacientes adquieren muchas de las técnicas necesarias para mantener los estados iniciales de sobriedad, como son técnicas de relajación, cese de pensamiento, planificar su tiempo para adquirir un estilo de vida saludable, etc.. . El grupo de Habilidades para la Recuperación Temprana facilita la introducción al programa 12-Pasos y refuerza el valor de la participación en 12-Pasos.

d) Grupos de Prevención de Recaídas. Es uno de los elementos centrales del modelo de tratamiento. Las 16 semanas de participación en el Grupo de Prevención de Recaídas están diseñadas para dar información, apoyo y confinaza a los pacientes en el proceso de la recuperación. Contiene en total 36 sesiones basadas en literatura que originariamente fue desarrollada por Alan Marlatt y Thomas Gordon (1985) y consiste en enseñar técnicas de prevención de recaídas a los pacientes y reconocer situaciones de alto riesgo para el uso de sustancias, a fin de aplicar estrategias de afrontamiento para evitar una verdadera situación de peligro. Este enfoque también permite que el propio paciente y el terapeuta identifiquen signos que pueden predecir la inminencia de la recaída. Aquellos pacientes que están en proceso mental de recaída pueden ser redirigidos y apoyados, mientras que aquellos que están en recuperación son reforzados.

e) Sesiones de familia (paciente y familiares o allegados). Existe un total de 3 sesiones en las que se invita a la familia (pareja, padres, etc.) y al paciente a discutir diferentes temas, como por ejemplo establecer un contrato de conductas de ayuda o apoyo (lista de ayuda) que pueden ser de utilidad para el paciente y que se han acordado en sesión para que el paciente no se sienta presionado o incómodo con la forma que tiene la familia de ayudar (Ej. Acordar que el paciente avisará si se encuentra mal, en lugar de que la pareja esté llamando constantemente por teléfono, etc.).

LEER MÁS  Adicciones Unnidesdro en Valencia

f) Test de orina y alcoholímetro semanal. Todos los pacientes pasan un test de orina y/o alcoholímetro semanal al azar. Los test son una herramienta objetiva, que ayuda a que en todo momento, a que el paciente este supervisado y se pueda comprobar como se desarrolla su recuperación y cuanto tiempo mantiene la abstinencia. Los test no se utilizan como método de castigo o monitorización, sino para la evaluación del plan de tratamientos adicciones.
Y además, ayudan a que el paciente desarrolle una relación de confianza con el terapeuta, ya que no puede manipular los resultados de las dichas pruebas.

g) Reuniones de los 12 pasos. En los años 1930, la sociedad de Alcohólicos Anónimos fue fundada por dos hombres que no eran capaces de enfrentar su propio alcoholismo a través del tratamiento psiquiátrico o médico. Encontraron que había un número específico de principios que ayudaban a la gente a sobreponerse sus adicciones y formaron Alcohólicos Anónimos para introducir a los adictos a estos principios de esfuerzo personal, o autoayuda. Los conceptos de Alcohólicos Anónimos han sido adaptados para casos de adicción a estimulantes y otras drogas, y aun para comportamientos compulsivos tales como el juego y el comer de manera excesiva.
Los pacientes de Matrix deberían asistir a tres reuniones por semana de 12-Pasos durante los tratamientos adicciones bajo Matrix. Mucha gente que ahora ya es exitosamente sobria asiste a 90 reuniones en 90 días. Mientras uno participe a lo máximo en el tratamiento y en 12-Pasos, existe mayor posibilidad de recuperación

h) Grupo de Apoyo Social. Este grupo es de seguimiento después de realizar el tratamiento intensivo de cuatro meses. Se realiza una vez a la semana y no tiene una duración determinada, pero la asistencia refuerza todo el aprendizaje y conceptos del modelo. Está diseñado para ayudar a los pacientes a que vuelvan a aprender las técnicas de socialización en un ambiente familiar seguro.

h) Análisis de recaídas en sesión individual. Una parte esencial de la prevención de recaídas es saber manejarlas. El modelo Matrix incluye el análisis de recaídas del evento como un ejercicio de reflexión y estudio de los factores (disparadores externos, internos, refuerzos, etc.) que han llevado a la recaída, que se realiza con el paciente directamente. De este modo, tanto el paciente como el terapeuta pueden llegar a entender la dinámica del consumo y por tanto poner los medios para alejarse de las situaciones de riesgo futuras, mientras el paciente está en proceso de estabilización.

Los programas de tratamientos adicciones están basado en un constante apoyo y una relación motivacional terapeuta-usuario dirigida a conseguir la abstinencia, o al menos el control en la ingesta y uso de sustancias, mediante la educación, la terapia cognitivo-conductual, el apoyo emocional y el constante trabajo con el adicto y su familia durante todo el proceso de tratamientos adicciones.